Comunícate con nosotros escribiendo aquí

¿PORQUÉ ES URGENTE QUE NOS PREPAREMOS PARA ACONSEJAR?

La consejería ha llegado a ser una de las profesiones que gana mas dinero en nuestros tiempos. El costo de los servicios psiquiátricos ha llegado a ser mas de 136 mil millones de dólares en el año 1991. El tratamiento para los alcohólicos y los drogadictos ha costado mas de 160 mil millones de dólares adicionalmente.

Se piensa que la consejería psiquiátrica es la respuesta a todos los males de nuestra sociedad de hoy en día. Si hay un hombre que tiene un problema con el pecado, lo llevan con un psicólogo.
Si la familia se esta desintegrando, van todos al psicólogo. Si un hombre no tiene la ética correcta hacia su trabajo, lo llevan con un psicólogo. Si una persona tiene complejo de inferioridad lo llevan con un psicólogo. Si alguien tuviera que usar su creencia en Dios como una muleta, y dice que tiene que confiar en Dios, lo quieren llevar con un psicólogo. Y así sigue la lista.

La consejería ha llegado a ser parte de casi cada organización en diversos países; las escuelas tienen consejeros, las iglesias, las universidades, el departamento de la policía, los bomberos, agencias gubernamentales, los hospitales, solo para mencionar algunos. ¡Todos tienen psicólogos! Todas estas organizaciones están bajo presión de otorgar algún tipo de consejería psicológica, si no son rechazados por la sociedad, porque no son considerados como intelectuales.

La mayoría de la gente entiende su necesidad para consejería, pero no entienden que el aspecto más importante es:

¿Quién les está aconsejando, de qué fuente sacaron su consejo?

Todo ministro e hijo de Dios debería tener constante preocupación y carga por los problemas de las personas, y al mismo tiempo, buscar mejorar sus habilidades, desempeñándolas con dedicación y esmero como Consejeros Cristianos.

Cada cristiano verdadero debe entregarse por entero y sin reservas a la meditación de la Palabra de Dios, debe leer la Biblia, memorizarla, escudriñarla y sobretodo vivirla para que llegado el momento pueda dar un consejo sabio que provenga de lo alto.

Esto sería el resultado que se espera de la verdadera madurez espiritual.

La carencia de conocimiento bíblico en el pueblo de Dios es lo que está destruyendo los fundamentos y no nos permite tener iglesias fuertes y crecientes, como dijo el profeta Oseas:
“Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento…” (4:6).

Necesitamos, urgentemente, que un porcentaje más grande del pueblo de Dios se alimente de la Biblia, madure y pueda ayudar a otros con Consejería Cristiana, y de esta manera Dios este guiando a sus hijos.

Definitivamente, debemos volver a tomar la guía de Dios en cada aspecto de nuestra vida para poder ser la clase de cristianos que Él quiere que seamos. Aunque también es prudente decir, que necesitamos ser buenos oidores de los consejos de Dios, Jesucristo dijo “cualquiera que me oye estas palabras y las hace le compararé a un hombre prudente” (Mateo 7:24), pero notemos que todo empieza con oír los consejos de la Biblia.

En ocasiones no tenemos la guía de Dios no por falta de buenos Consejeros Cristianos, sino por falta de “buenos oídos cristianos”. En ocasiones los pastores o misioneros que aconsejamos llegamos a pensar que las personas piden consejo para hacer exactamente lo contrario o para terminar haciendo su voluntad. Esto es algo irónico porque se invierten horas en aconsejar para finalmente no seguir el consejo de la Biblia, para que cada quien haga, como en el tiempo de los jueces, lo que bien le parezca (Jueces 17:6).

Sin embargo, cuando un Consejo Cristiano y bíblico es desechado, estamos desechando la guía del mismo Creador del universo. En estos tiempos de tantas mentiras disfrazadas de verdad, de tantas herejías, de tantas doctrinas innovadoras, no podemos darnos el lujo de menospreciar los preceptos de Dios porque eso nos puede traer muchos problemas, recordemos que “vergüenza tendrá el que menosprecia el consejo” (Proverbios 13:18).

Hay mucho más que se puede aprender de lo que contiene CONSEJEROS EN CRISTO para ayudar en el trato con las situaciones de la vida. Nosotros te retamos a que continúes estudiando la Biblia y descubras de la Palabra de Dios lo que tu debes decirles a otros y cómo tu puedes ayudarlos.

Hay una gran necesidad de Consejeros Cristianos en cada Iglesia, consejeros que constantemente estén compartiendo la palabra de Dios con otros, y que los asistan en su crecimiento a madurar y ministrar.

Es nuestra oración que Dios te bendiga mientras continúas aprendiendo en esta web y que seas usado lleno del amor y sabiduría de Dios para ayudar a tantas ovejitas que lo necesitan.

Si deseas Consejería Personal, Capacitación, Talleres, Seminarios o invitar a la Dra. Tere Alducin a dar Conferencias da click.